Heroica calidad

Hacía un año que no corría tan rápido ni en tan poco tiempo los 21.097 metros. No logré mejor marca personal, pero tampoco la buscaba. El objetivo era hacer un entrenamiento de calidad para el Maratón de Madrid. Y, ¡vaya si lo conseguí!

La climatología era buena, aunque quizá algo fría para mi gusto. Por primera vez usé manguitos, pues quería perder la menor energía posible calentando mi cuerpo.

En los instantes previos a la carrera sentí y noté el cariño de algun@s de vosotr@s; con un abrazo, unas palabras o un sonrisa. No puedo más que agradeceros siempre la cercanía que me regaláis.

¡Vayamos al lío!

La carrera en sí se sabe que es dura, con diez kilómetros de subida y diez kilómetros de bajada.

Salí con cautela, buscando un ritmo estable y cómodo. Lo fue hasta que quedaba un kilómetro para llegar a Plaza de Castilla. En Bravo Murillo empecé a sentir la fatiga invadiendo mi cuerpo; pero también vuestro empuje, con megáfono o sin él; a pleno pulmón. Fuisteis gasolina para mis piernas; de nuevo siempre agradecido.

A la altura de las Cuatro Torres, pude recomponerme y retomar el ritmo estable. Desde este punto casi todo es «cuesta abajo»; a priori un alivio para las piernas y la cabeza.

Y fue en este segundo tramo de carrera en el que hallé lo que buscaba desde que crucé la línea de salida.. el abismo de mi mente.

Hacía mucho tiempo y muchos kilómetros que no encontraba esa sensación, la de encontrarme al borde del precipicio, la de empezar a sentir que la fuerza mental me abandona, y de que mi cuerpo no quiere seguir adelante.

Pero si algo me han enseñado los kilómetros recorridos, es que es en ese preciso instante donde soy capaz de acallar las voces de mi interior, en el que supero a mi TOC y sus recurrencias; en el que me convierto en mi propio héroe y supero los villanos kilómetros del recorrido.

Al final, la meta me recibió con los gritos de mi familia, otra medalla más y un tiempo de una hora veintinueve minutos y cuarenta segundos.. un heroico entreno de calidad en toda regla.

En apenas seis días otro entreno, esta vez  para recorrer los 42.195 metros de la distancia reina.

#tuslimiteslosponestu

4 opiniones en “Heroica calidad”

  1. Estupendo, Rubén!
    No sabía que tienes TOC, al parecer son muchos los que lo tienen. Sigue así, crack y en la maratón espero encuentres un ritmo cómodo! Vaaamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *