Primero la emoción, luego el movimiento.


La palabra emoción deriva del latín emotio, que significa “movimiento”, “impulso”.

La emoción es energía que se mueve a través de nuestro cuerpo y nos impulsa hacia la acción. Ese algo transitorio, que nos saca de nuestro estado habitual. Genera en nuestro cuerpo una respuesta física, psicológica y conductual.

Por lo tanto es fácil entender que antes de llevar a cabo algo, ese algo nos tiene que impulsar a ello. Ya  sabes eso de “si te quema, hazlo”. Continuar leyendo «Primero la emoción, luego el movimiento.»