Primero la emoción, luego el movimiento.


La palabra emoción deriva del latín emotio, que significa “movimiento”, “impulso”.

La emoción es energía que se mueve a través de nuestro cuerpo y nos impulsa hacia la acción. Ese algo transitorio, que nos saca de nuestro estado habitual. Genera en nuestro cuerpo una respuesta física, psicológica y conductual.

Por lo tanto es fácil entender que antes de llevar a cabo algo, ese algo nos tiene que impulsar a ello. Ya  sabes eso de “si te quema, hazlo”. Continuar leyendo «Primero la emoción, luego el movimiento.»

Tu postura es todo.

La manera que tienes de expresarte y relacionarte con el mundo en este preciso instante, éso es tu postura. Determinada por factores físicos (internos y externos); y psicosociales (tu cuerpo transmite tus emociones, carácter y estado de ánimo).

Todo ello debe engranar perfectamente para llevar a cabo cualquier gesto o movimiento de manera eficaz y eficiente. Continuar leyendo «Tu postura es todo.»

El arte de la manipulación.

 

A menudo en la cabina me encuentro ante le necesidad de tener que llevar a cabo una manipulación. Para algunos pacientes es eso del “clack”, “colocar huesos” o “eso que te giran el cuello”: nada más lejos de la realidad.

Se pueden manipular articulaciones, vísceras y/o nervios; para a través del movimiento lograr un cambio en el cuerpo: una manipulación es un estímulo preciso cuyo objetivo es mejorar la movilidad. Continuar leyendo «El arte de la manipulación.»

Adiós 2017.

Si hace un año me hubieran dicho lo que me deparaba el 2017, habría pensado.. ¡están locos!

En lo deportivo, quizás haya sido el año más productivo de toda mi vida; tres maratones (Madrid, Valencia y otro entrenando), mi primer ultramaratón (103K Madrid-Segovia), media maratón de Getafe, La Latina y Madrid; a los que hay que añadir los cientos de kilómetros de entrenamiento y las horas de trabajo en gimnasio. Sí, definitivamente es el año que más he corrido; pero también el año que más he disfrutado y compartido. Continuar leyendo «Adiós 2017.»

Un trabajo en equipo.

Ser fisioterapeuta me permite trabajar estrechamente con las personas. Personas que ponen en mi conocimiento y mis manos su confianza e ilusión por conseguir un objetivo: poder levantarse de una silla por sí mismos, ser capaces de ponerse un jersey sin que les duela un hombro o volver a correr sin dolor pueden ser ejemplos de ello.

Continuar leyendo «Un trabajo en equipo.»

La belleza está en el interior; parte II.

El sistema fascial.


La fascia es una red tridimensional que conecta toda la anatomía de nuestro organismo. Similar a un traje de neopreno que se encuentra bajo la piel; otorga soporte, protección y forma al cuerpo. Se divide en dos niveles, superficial y profunda; y está constituida por sustancia fundamental (como una gelatina), fibras proteicas y células. Continuar leyendo «La belleza está en el interior; parte II.»

Correr no es sólo correr.

A menudo, como fisioterapeuta trato corredores que sólo asumen como entrenamiento correr. La mayoría suelen acudir por una lesión relacionada con desequilibrios musculares y/o sobreentrenamiento que desencadenan procesos inflamatorios. Pero cuando corremos no sólo corremos con las piernas; sino que más de 200 músculos de todo el cuerpo intervienen en el movimiento, por no mencionar la función del sistema nervioso, respiratorio, cardiovascular, digestivo o urinario. 

Continuar leyendo «Correr no es sólo correr.»

La belleza está en el interior; parte l.

Músculos.

Personas de fotografía creado por Kjpargeter – Freepik.com

Si le preguntas a alguna persona seguro que rápidamente te sabría decir al menos tres músculos del cuerpo. Todos en algún momento hemos oído hablar del bíceps, del cuádriceps y de los gemelos. Aunque hay «vocablos» tales como pterigoideo medial, milohioideo o sartorio que también forman parte de nosotros.  

Continuar leyendo «La belleza está en el interior; parte l.»