El arte de la manipulación.

 

A menudo en la cabina me encuentro ante le necesidad de tener que llevar a cabo una manipulación. Para algunos pacientes es eso del “clack”, “colocar huesos” o “eso que te giran el cuello”: nada más lejos de la realidad.

Se pueden manipular articulaciones, vísceras y/o nervios; para a través del movimiento lograr un cambio en el cuerpo: una manipulación es un estímulo preciso cuyo objetivo es mejorar la movilidad. Continuar leyendo «El arte de la manipulación.»