Primero la emoción, luego el movimiento.


La palabra emoción deriva del latín emotio, que significa “movimiento”, “impulso”.

La emoción es energía que se mueve a través de nuestro cuerpo y nos impulsa hacia la acción. Ese algo transitorio, que nos saca de nuestro estado habitual. Genera en nuestro cuerpo una respuesta física, psicológica y conductual.

Por lo tanto es fácil entender que antes de llevar a cabo algo, ese algo nos tiene que impulsar a ello. Ya  sabes eso de “si te quema, hazlo”. Continuar leyendo «Primero la emoción, luego el movimiento.»

Tu postura es todo.

La manera que tienes de expresarte y relacionarte con el mundo en este preciso instante, éso es tu postura. Determinada por factores físicos (internos y externos); y psicosociales (tu cuerpo transmite tus emociones, carácter y estado de ánimo).

Todo ello debe engranar perfectamente para llevar a cabo cualquier gesto o movimiento de manera eficaz y eficiente. Continuar leyendo «Tu postura es todo.»

No pierdas la fe.

Para los que seguís mi día a día en redes sociales, os habréis fijado que mis ritmos medios en el último año ya no son lo que eran.

Correr por debajo de 4 minutos el kilómetro se me antoja imposible. Las pulsaciones se mantienen altas, y mis piernas parecen no poder dar una buena zancada. Es como si mi cuerpo estuviera constantemente fatigado; como en los últimos kilómetros de un maratón. Continuar leyendo «No pierdas la fe.»

El arte de la manipulación.

 

A menudo en la cabina me encuentro ante le necesidad de tener que llevar a cabo una manipulación. Para algunos pacientes es eso del “clack”, “colocar huesos” o “eso que te giran el cuello”: nada más lejos de la realidad.

Se pueden manipular articulaciones, vísceras y/o nervios; para a través del movimiento lograr un cambio en el cuerpo: una manipulación es un estímulo preciso cuyo objetivo es mejorar la movilidad. Continuar leyendo «El arte de la manipulación.»

Año nuevo, nuevos objetivos.

La llegada de un nuevo año a menudo conlleva nuevos retos y objetivos; pero también implica experiencias, trabajo, aprendizaje y cambio.

Cuando la motivación transitoria del «nuevo año» cede, es difícil mantener la constancia de trabajo y esfuerzo. A menudo uno se deja llevar por la pereza y la impaciencia: más si cabe cuando los resultados no son inmediatos.  Continuar leyendo «Año nuevo, nuevos objetivos.»

La belleza está en el interior; parte II.

El sistema fascial.


La fascia es una red tridimensional que conecta toda la anatomía de nuestro organismo. Similar a un traje de neopreno que se encuentra bajo la piel; otorga soporte, protección y forma al cuerpo. Se divide en dos niveles, superficial y profunda; y está constituida por sustancia fundamental (como una gelatina), fibras proteicas y células. Continuar leyendo «La belleza está en el interior; parte II.»

Correr no es sólo correr.

A menudo, como fisioterapeuta trato corredores que sólo asumen como entrenamiento correr. La mayoría suelen acudir por una lesión relacionada con desequilibrios musculares y/o sobreentrenamiento que desencadenan procesos inflamatorios. Pero cuando corremos no sólo corremos con las piernas; sino que más de 200 músculos de todo el cuerpo intervienen en el movimiento, por no mencionar la función del sistema nervioso, respiratorio, cardiovascular, digestivo o urinario. 

Continuar leyendo «Correr no es sólo correr.»