Peñalara, sonrisas de calidad.

Seis de la mañana, Juan y yo salimos de casa. Mi padre espera con el coche, puntual como le había pedido la noche anterior. El camino hacia la salida del Trail de Peñalara en Miraflores de la Sierra lo realizamos en apenas 45 minutos, hablando y disfrutando del camino.

Una vez entramos al pueblo bajamos del coche, nos despedimos de mi padre, y terminamos de cargar las mochilas y los bidones.. dos de tres. Continuar leyendo «Peñalara, sonrisas de calidad.»